Aceite de coco en cápsulas

El aceite de coco se extrae directamente de los cocos de las palmeras cocoteras. Al igual que ocurre con otros aceites vegetales, como el de oliva, podemos encontrar en el mercado diferentes tipos de aceite de coco.

 

    Nosotros valoramos aquellos aceites que se denominen vírgenes, porque de esta manera se está especificando que no ha existido un proceso de refinamiento, aunque en el caso del coco, no existe un estándar industrial de uso obligatorio como sucede, como por ejemplo en el aceite de oliva.

    Otro factor importante a destacar a la hora de elegir un buen aceite de coco, es que el proceso de extracción se haya realizado en frío. Esto significa, que la aceite se ha obtenido mediante un procedimiento mecánico, en el que no se ha utilizado una fuente de calor. Algunas industrias, calientan el producto para tener una mayor cantidad.

    Nosotros valoramos la extracción mediante prensado en frío. De esta manera, se evita que las altas temperaturas puedan destruir las vitaminas y otros oligoelementos del coco. Un buen procedimiento de extracción intentará evitar sobrepasar los 45 °C.

    Beneficios del aceite de coco:

    El aceite de coco parece tener propiedades y beneficios para la salud. Las personas que utilizan, generalmente suelen sufrir las siguientes patologías:

    Enfermedades cardiacas:

    Diabetes

    Cansancio

    Enfermedad de Crohn

    Síndrome de intestino irritable

    Alzheimer

    Cáncer de mama:

    No existen suficientes estudios que aseguren la evidencia de la mejora de los síntomas del cáncer de mama. Sin embargo algunas investigaciones han encontrado que tomar aceite de coco virgen cada día durante una semana, tras la quimioterapia del tercer al sexto ciclo, puede llegar a mejorar la calidad de vida de las pacientes.

    Problemas de la tiroides

    Sistema inmunitario debilitado

    Colesterol

    Bajar de peso

    Eczemas y psoriasis:

    El aceite de coco, a pesar de ser considerado como una grasa saturada, contiene triglicéridos de cadena media, lo que proporciona a la piel un efecto hidratante. Se estima que su aplicación sobre la piel puede llegar a reducir los problemas del eccema con un 30% más de efectividad que otros aceites minerales

    Mejorar la piel y el cabello.

    Seguridad del aceite de coco:

    Este aceite se considera seguro cuando se utiliza por vía oral y también cuando se aplica sobre la piel. Aunque, como hemos dicho anteriormente, se trata de una grasa saturada que puede llegar a aumentar los niveles de colesterol. Por lo que no resulta claro si puede ser beneficioso para este tipo de pacientes. De igual manera, se recomienda evitar un exceso de aceite de coco en aquellas personas que quieran adelgazar.

    A corto plazo, estudios en personas que han consumido dosis de unos 10 ml dos o tres veces al día, durante tres meses, parecen indicar ningún tipo de problema o efectos secundarios.

    En caso de personas embarazadas o que tengan un bebé lactante, no existe suficiente información estudios al respecto para poder indicar si el producto es seguro o inseguro.

    La aplicación de aceite de coco sobre la piel de los niños, al menos durante un mes, tampoco ha reportado problemas ni efectos secundarios.

    Además de aceite de coco en cápsulas también tenemos:

    Creatina

    Creatina

     

    Fitoestrógenos naturales

    Fitoestrógenos naturales

     

    Cloruro de magnesio

    Cloruro de magnesio

     

    Serotonina

    Serotonina

     

    Colágeno

    Colágeno

     

    Cúrcuma

    Cúrcuma