Acido hialurónico en cápsulas

El ácido hialurónico es una sustancia natural que genera nuestro cuerpo y que se encuentra en altas concentraciones en diferentes partes, como por ejemplo los fluidos oculares y las articulaciones.

 

    Se utiliza a nivel médico para mejorar algunos tipos de cirugía ocular, tales como la extirpación de cataratas, los trasplantes de córnea, las retinas desprendidas y otros tipos de lesiones oculares. El tratamiento consiste en inyectar ácido hialurónico durante el procedimiento para reemplazar los propios fluidos naturales del ojo.

    También lo encontramos como ingrediente esencial en algunas cirugías plásticas para engrosar los labios de la boca, como ingrediente de algunas cremas hidratantes, para mejorar el aspecto de la piel, curar heridas, quemaduras y úlceras cutáneas.

    Es considerado como un ingrediente rejuvenecedor, sin embargo no existe en estudios suficientes ni evidencias científicas que demuestren esta afirmación.

    Pero la mayor parte de las personas que toman ácido hialurónico lo hacen para aliviar diferentes trastornos articulares, entre los que encontramos la osteoartritis. En algunos casos, se hace necesario inyectarse directamente en la articulación afectada, pero habitualmente suele ser tomado por vía oral.

    Propiedades y beneficios del ácido hialurónico:

    Para las articulaciones: Una de sus principales propiedades es la de actuar a modo de lubricante como un amortiguador en las articulaciones y otros tejidos del cuerpo.

    Cataratas y desprendimiento de retina: los cirujanos lo inyectan para sustituir los fluidos oculares, de este modo consiguen un mayor éxito en las operaciones y el tratamiento de las diferentes lesiones oculares

    Llagas y aftas bucales: se encontrado evidencias de su eficacia para tratar las llagas de la boca cuando el ácido hialurónico es aplicado en forma de gel.

    Rejuvenecimiento de la piel: muchos cirujanos plásticos inyectan soluciones basadas en el ácido hialurónico para tratar las diferentes arrugas que aparecen en el rostro. Al parecer, aseguran que resulta eficaz para reducir las líneas de expresión durante varios meses.

    Para la osteoartritis: de nuevo, debe ser un profesional el que inyecte este ácido para el tratamiento de las articulaciones. Algunas personas indican sentirse mucho mejor, reducir el dolor y recuperar la movilidad. Pero los resultados no son 100% garantizados, en otras personas no se aprecian mejoras, por lo que no se puede asegurar que sea efectivo para disminuir el daño de las articulaciones.

    Síndrome del ojo seco: tampoco existen estudios al respecto, pero son muchas las industrias que comienzan a fabricar colirios con ácido hialurónico añadido, indicando que puede mejorar y aliviar los efectos del ojo seco.

    Cicatrices y quemaduras en la piel: algunas investigaciones incipientes comienzan a vislumbrar que podría ser un tratamiento útil para las quemaduras y heridas de la piel, aunque se necesitan más evidencias.

    Seguridad y contraindicaciones:

    El ácido hialurónico se considera seguro cuando es tomado vía oral en cápsulas, se aplican la piel, pues inyectado de manera adecuada por parte de un profesional. En muy pocas ocasiones, se ha dado algún caso de que pudiera provocar alguna reacción de tipo alérgica.

    Para el caso de mujeres embarazadas, no existen evidencias suficientes sobre los posibles efectos secundarios para el feto, por lo que se recomienda consultarlo con su médico antes de administrarse vía tópica o vía oral.

    En cambio, no se han encontrado problemas o contraindicaciones cuando se administra mediante una inyección. Recordemos que esta sustancia la genera nuestro cuerpo de manera natural.

    En caso de que la mujer esté amamantando un bebé, tampoco existen evidencias sobre si la inyección de ácido hialurónico, o tomarlo por vía oral podría afectar a la propia leche materna, y los efectos que ello podría tener en el bebé. Por lo tanto, por precaución, se recomienda abstenerse de su utilización mientras dure la lactancia.

    Además de ácido hialurónico en cápsulas también tenemos:

    Té rojo

    Té rojo

     

    Cola de caballo

    Cola de caballo

     

    Cloruro de magnesio

    Cloruro de magnesio

     

    Serotonina

    Serotonina

     

    Colágeno

    Colágeno

     

    Cúrcuma

    Cúrcuma