Diente de león en cápsulas

El diente de León es una planta rastrera de poca altura, considerada como una mala hierba, que pesar de ser comestible, tiene un sabor muy amargo. Puede utilizarse como ensalada, en sopas, para hacer vino, y también, se tuesta su raíz para conseguir un sustituto del café.

 

  • $9.11
  • $12.01
  • $17.95
  • $6.80
  • $9.89
  • $14.87
  • $13.44
  • $29.99

Sin embargo, esta planta se ha utilizado durante siglos gracias a sus efectos beneficiosos y a sus propiedades medicinales.

El diente de León viene utilizándose para mejorar y beneficiarnos numerosas afecciones, aunque lamentablemente, existen pocas evidencias científicas y estudios al respecto para determinar su verdadera eficacia.

 Beneficios y propiedades del diente de León:

Entre los beneficios más conocidos de esta planta podemos encontrar los siguientes: para aumentar la producción de orina, como laxante para aumentar la cantidad de heces, contra el malestar estomacal, para perder el apetito, contra los cálculos biliares, dolor de articulaciones, dolores musculares, eczemas y hematomas.

Algunos estudios indican fabulosos avances en ratones diagnosticados con leucemia.

Al parecer, recientes estudios con personas a las que se les extirparon las amígdalas, parecían recuperarse más rápido si tomaban diente de León.

Otros estudios indican que la raíz del diente de León en combinación con extractos de hojas de “uva ursi”, parecían reducir las infecciones urinarias en las mujeres. Se consigue un  amplió efecto bactericida que en combinación con el aumento de orina, favorece la prevención de las infecciones del tracto urinario.

Otros beneficios atribuibles al diente de león son los siguientes:

Pérdida de apetito.

Dolores estomacales.

Flatulencia.

Estreñimiento.

Seguridad y contraindicaciones del diente de León

 Cuando se toma esta planta en forma de alimento, y cuando se aplican cantidades mayores para un uso medicinal se considera totalmente segura. No existen efectos secundarios ni contraindicaciones al respecto.

No existen estudios respecto a esta planta y su utilización en mujeres embarazadas un periodo de lactancia. Ello recomendamos evitar la por precaución.

Algunas personas alérgicas a las Margaritas, crisantemos o caléndulas, seguramente también sean alérgicas al diente de León.

Tenga especial precaución y evite utilizar el diente de león si ya está tomando antibióticos. Esta planta puede disminuir la absorción de los antibióticos y por tanto reducir su efectividad.

Sus efectos diuréticos, pueden reducir los minerales corporales, entre los que se encuentra el litio. Deben tener especial precaución las personas que se medicamento con suplementos de litio. El diente de león puede interferir en este tipo de medicación. Si quiere continuar consumiendo esta planta, hable con su médico para tratar de cambiar su dosis de litio. Quizás necesite una mayor cantidad.

El diente de León, pueden interactuar con algunos medicamentos que se descomponen en el hígado. Consulte con su médico, si está tomando medicamentos que necesiten ser descompuestos de manera hepática.

Además de diente de león en cápsulas también tenemos:

Clorofila

Clorofila

 

Aceite de coco

Aceite de coco

 

Acido hialurónico

Acido hialurónico

 

Té verde

Té verde

 

Jengibre

Jengibre

 

Colágeno

Colágeno

 

Cúrcuma

Cúrcuma