Hierro en cápsulas

El hierro es un mineral esencial para el correcto desarrollo mantenimiento de la vida. Imprescindible para producir los glóbulos rojos que transportan oxígeno a lo largo de todo nuestro organismo. Podemos conseguir el hierro a través de la alimentación, pero para los casos más graves de anemia y de mala absorción, algunas personas necesitan recurrir a tomar suplementos.

 

  • Out of stock
  • Out of stock
  • $8.92
  • $5.93
  • $22.26
  • $18.53
  • $14.35
  • $11.90

Habitualmente, los suplementos de hierro se recetan para aquellas personas aquejadas de anemia. Anemia tiene como causas principales la fatiga y otros síntomas específicos. Si sospecha que tiene anemia, acuda a su médico antes debe comenzar a suplementarse. Es conveniente, que sea su médico, el que a través de los síntomas le recomiende o no comenzar a tomar hierro.

Entre las personas más propensas tener déficit de hierro, se encuentran los siguientes grupos poblacionales:

Bebés prematuros

Niños pequeños

Adolescentes

Mujeres embarazadas

Enfermos con insuficiencia cardiaca

Enfermos de Crohn

Celíacos

¿Cuánta cantidad de hierro necesitamos tomar?

Las siguientes cantidades, se refieren al hierro que se toma, mediante la alimentación normal. Una dieta saludable, ya contiene la cantidad suficiente de hierro que el cuerpo necesita, por lo que no sería necesario suplementarse.

Los niños pequeños y bebés pueden necesitar una cantidad no superior a 11 mg al día.

Posteriormente, entre los cuatro y los ocho años de edad, la ingesta puede disminuir hasta los 10 mg al día. Entre los nueve y los 13 años, se reduce hasta los 8 mg al día.

En la adolescencia masculina, entre los 14 y los 18 años, de nuevo la cantidad de hierro suele ser más significativa, por lo que vuelve a subir hasta los 11 mg al día. Cuando alcanzan la madurez, los hombres adultos, únicamente necesitan una cantidad de 8 mg al día.

En la adolescencia femenina, los requerimientos de hierro suben hasta los 15 mg al día. Una vez que las mujeres son adultas, a partir de los 19 años y aproximadamente hasta la menopausia (50 años), se requiere una alta cantidad de hierro, para compensar las pérdidas menstruales, en torno a los 18 mg al día.

Debe tenerse en cuenta, que las mujeres embarazadas, aún necesitan una mayor cantidad. En torno a los 27 mg al día

A partir de los 50 años, las necesidades diarias se reducen a 8 mg al día.

Seguridad y contraindicaciones:

En dosis muy elevadas, el hierro se considera como un mineral tóxico. Las cantidades máximas que se consideran seguras, no deben superar los 45 mg al día.

Entre los efectos secundarios más habituales que podemos encontrar en la suplementación con hierro, se incluye el malestar estomacal, y el estreñimiento.

El hierro puede interactuar con una gran cantidad de medicamentos diferentes, entre los que se incluyen los antiácidos, los antibióticos, los suplementos de calcio… Consulte con su médico si está tomando algún tipo de medicamento y pudiera existir algún riesgo de interacción.

Alimentos ricos en hierro:

El hierro procedente de las fuentes animales tiene una mayor absorción que el de las fuentes vegetales. Para mejorar la absorción, se recomienda combinar las plantas junto con alimentos ricos en vitamina C. Por ejemplo, los kiwis, las naranjas o los pimientos.

Carne

Pescado

Verduras de hoja verde, como la espinaca, col, brócoli…

Frutos secos

Legumbres

Alimentos enriquecidos de manera industrial

Además de hierro en cápsulas también tenemos:

Probióticos

Probióticos

 

Vitamina E

Vitamina E

 

Ajo

Ajo

 

Serotonina

Serotonina

 

Cúrcuma

Cúrcuma