Omega 3 en cápsulas

Estudios e investigaciones recientes indican que los ácidos grasos omega 3 son importantísimos para la salud. La mejor manera de obtener los tres a través de la dieta, consumiendo los suficientes alimentos integrales ricos en omega 3, tales como el pescado o las algas.

 

  • $19.95
  • Out of stock
  • $84.99
  • Out of stock
  • Out of stock
  • $39.95
  • $18.90
  • $14.42

Sin embargo, en caso de que la persona no quiera comer pescado, y no encuentre los suficientes alimentos ricos en omega 3 para cubrir las necesidades diarias, será necesario adquirirlo a través de una suplementación.

Sin embargo, encontraremos en el mercado diferentes marcas y diferentes tipos de suplementos de omega 3. A continuación vamos a ver algunos consejos que nos pueden resultar útiles a la hora de elegir el suplemento de omega 3 más adecuado para nuestras necesidades.

Tipos de suplementos de omega 3:

Aceite de pescado:

Encontraremos en el mercado una gran cantidad de suplementos de omega 3 en forma de aceite de pescado. Debemos tener en cuenta que el procesamiento de este aceite puede afectar a su correcta absorción.

Cuando se utilizan pescado un aceite de pescado sin procesar, se obtienen ácidos grasos en forma de triglicéridos y fosfolípidos de fácil asimilación.

En cambio cuando se utiliza pescado procesado, se obtienen unos triglicéridos modificados, también denominados como ésteres etílicos, de peor absorción y asimilación por nuestro organismo.

Pescado natural:

Al conseguir un aceite de pescado natural. Las cápsulas de aceite suelen tener un 30% de contenido en omega 3 (EPA y DHA), el otro 70% son otros ácidos grasos que pueden ayudar a la absorción.

Además, si el aceite de pescado es natural, también encontraremos vitaminas como la vitamina A, la vitamina D, e incluso la vitamina K2.

Pescado procesado:

Cuando se utiliza pescado procesado para fabricar aceite omega 3, las grasas se transforman en ésteres etílicos, y posteriormente en triglicéridos reformados, que tienen una menor absorción en el organismo. Sin embargo, este proceso de purificación, tiene algunas ventajas, tales como eliminar metales pesados como el mercurio y los PCB, o el hecho de aumentar las cantidades de omega 3 en función del tipo, ya sea que queramos un mayor porcentaje de EPA o un mayor porcentaje de DHA, según nuestras necesidades.

Aceite de krill

Se trata de un pequeño crustáceo, similar al camarón pero de tamaño microscópico, que vive en  el océano antártico. El aceite de krill contiene omega 3 en forma de triglicéridos y de fosfolípidos.

Su absorción es al menos igual que la del pescado, o incluso superior. Altamente resistente a la oxidación, y limpio de impurezas, gracias a que este crustáceo tiene una corta vida, lo que le impide acumular muchos contaminantes.

Aceite de semillas (ALA)

El omega 3 de las plantas se encuentra en forma de ácido alfa linoleico.

Podemos encontrarlo en altas concentraciones en las semillas de lino, semillas de chia y semillas de cáñamo.

Lamentablemente, el organismo no es capaz de sintetizar este tipo de omega 3, una vez ingerido, se descompone en forma de DHA, pero con una eficacia muy limitada. Es necesaria una gran cantidad de semillas para cubrir nuestras necesidades de omega 3 diarias.

Omega 3 de algas:

Las zonas marinas, especialmente las micro algas son otra gran fuente de triglicéridos de omega 3. La realidad, es que el pescado obtiene las cantidades de omega 3 gracias a su alimentación con algas.

Estudios e investigaciones recientes han demostrado que el omega 3 de las algas esta hecho más concentrado que el aceite de pescado, sobre todo en DHA.

Este tipo de suplementos constituye la solución ideal para aquellas personas que no quieran comer pescado, ni quieran suplementarse con aceites de origen animal. Además, las algas suelen estar libres de contaminantes y metales pesados.

Se considera una de las mejores fuentes de omega 3, ideales para vegetarianos y veganos.

Además de omega 3 en cápsulas también tenemos:

Ajo

Ajo

 

Jengibre

Jengibre

 

Colágeno

Colágeno

 

Cúrcuma

Cúrcuma